Afuera de la ciudad

Suelo: quizás la opción más suave para las articulaciones; en este caso, vale la pena considerar las irregularidades, así como el hecho de que puede estar resbaladizo y sucio bajo la lluvia; Si el objetivo es prepararse para los inicios de senderos, entonces el suelo es definitivamente preferible a otras superficies.
Arena o nieve: correr sobre una superficie inestable puede equipararse con trabajo de fuerza, porque la carga en los músculos es mucho mayor, además, los músculos estabilizadores están activados; el ritmo en una superficie de este tipo será mucho menor y es inconveniente usarlo con regularidad. Sin embargo, hacer estos entrenamientos periódicamente es útil para ejercitar diferentes grupos de músculos.
A la hora de decidir por dónde correr, también vale la pena considerar la presencia de automóviles, semáforos, transeúntes y la iluminación en caso de oscuridad. Para los entrenamientos de velocidad, es mejor buscar áreas planas sin intersecciones con otras carreteras y giros frecuentes.

Dónde correr mejor: 9 superficies de carrera y sus características

Cómo correr correctamente: técnica de carrera

Comenzamos a correr desde la primera infancia, casi inmediatamente después de comenzar a caminar. Para una persona, este es un tipo de movimiento natural: si observa de cerca cómo corren los niños, notará con qué facilidad y naturalidad lo hacen. Pero con la edad nos parece que se hace más difícil correr.

Esto se debe a que la forma de vida moderna influye en la mecánica de los movimientos humanos. Usamos un zapato cómodo y acolchado que le permite aterrizar sobre su talón. A partir de esto, toda la biomecánica de correr cambia a lo largo de la cadena: aterrizar sobre el talón frente a la pelvis con una pierna extendida crea una carga de choque en las rodillas, la pelvis y la columna vertebral.

El tobillo y el pie, que constan de 52 huesos, 66 articulaciones y más de doscientos músculos, ligamentos y tendones, deben ejercitar el aterrizaje mientras se corre. Fueron creados para esto por naturaleza.

El funcionamiento correcto y natural consta de tres fases:

postura del corredor (el talón de una pierna se levanta hasta la nalga, la rodilla de la pierna de apoyo está ligeramente doblada);
la caída;
tirando de las piernas hasta la pelvis.
Nota:

El centro de gravedad está en las caderas, la espalda recta, las rodillas ligeramente flexionadas, la mirada hacia adelante, no hacia abajo.

Al “tirar hacia arriba”, el talón va a la nalga y el aterrizaje se produce sin esfuerzo adicional: la pierna cae al suelo exactamente debajo de la pelvis.

Correr se puede llamar caída controlada. Se necesita tiempo para sentir esto, cuya duración depende de la coordinación y conexión de la cabeza y el cuerpo.

La forma más segura de aprender a correr correctamente es acudir a un entrenador profesional. Además, probablemente se necesitarán varias sesiones para sentir el progreso, y la técnica puede llevarse a lo ideal para siempre.

Otra opción es estudiar por su cuenta a partir de libros y videos en Internet. Pero al mismo tiempo, es deseable poder grabar un video de tu carrera y enviarlo al entrenador para recibir un comentario de un profesional.

Ejercicios especiales para correr

SBU: ejercicios especiales de carrera. Este es un conjunto de ejercicios que los corredores pueden utilizar para:

ejercite los músculos involucrados durante la carrera, lo que no solo ayuda al trotar, sino que también reduce el riesgo de lesiones;
mejorar la técnica de carrera: la SBU ha recopilado movimientos que contribuyen a esto;
mejorar la aptitud física general.
Cada uno de los movimientos es un elemento acentuado de correr por separado.

Como regla general, SBU se realiza en complejos de cinco ejercicios, y el entrenador elige su duración y duración de acuerdo con las metas, los objetivos y la etapa de preparación.

Complejo SBU con video

Cuándo es el mejor momento para correr: por la mañana o por la noche

Desde el punto de vista de la eficacia del entrenamiento, la hora del día no influye mucho en el resultado. Más bien, es una cuestión de preferencia personal.

Es mejor correr por la mañana no inmediatamente después de despertarse, sino dejar que el cuerpo “se despierte”. Además, cualquier entrenamiento de velocidad no debe realizarse con el estómago vacío, pero los cruces tranquilos serán más efectivos para quemar grasa solo con el estómago vacío. Finalmente, al correr por la mañana, no necesitas estar atado a tu entrenamiento por el resto del día.

Por la noche, no debe hacer entrenamientos complejos justo antes de acostarse, ya que será difícil conciliar el sueño después de ellos. Al mismo tiempo, ventilar la cabeza después de un duro día de trabajo es una excelente forma de alivio psicológico.

Cómo respirar correctamente mientras corres

La respiración es un proceso natural y ocurre de forma refleja. Sin embargo, es común que los corredores experimenten dificultad para respirar durante el entrenamiento, y existe la percepción de que es necesario inhalar y exhalar después de una cierta cantidad de pasos. Pero el ritmo de la carrera puede ser diferente, así como la cadencia, por lo que este punto de referencia es muy relativo.

El cuerpo sabe perfectamente cuántas respiraciones y cuándo tomar para abastecerse del oxígeno necesario. Por lo tanto, controlar especialmente la respiración, incluso durante la actividad física, no es una buena idea. Es mejor darle al cuerpo la voluntad de respirar “a demanda”.

Por lo tanto, la respuesta es simple: respire como su cuerpo lo requiera en este momento.